Cómo ayudar a los niños a lidiar con los momentos de estrés

Como padre o madre, seguramente se ha preguntado por qué su hijo a veces demuestra comportamientos nuevos o diferentes. La causa puede ser el estrés. Los niños pueden verse afectados negativamente por algo que para los adultos es "insignificante", como las vacaciones, un nuevo auto o una nueva casa, un nuevo hermanito, una nueva rutina diaria, un nuevo cuidador, o un cambio en la estructura familiar. Si usted cree que su hijo puede estar estresado, obsérvelo detenidamente para ver si reconoce alguno de estos signos*, que pueden aparecer por un breve período y luego desaparecer, o pueden durar un tiempo:

  • Cambios en los hábitos de alimentación, sueño, o aseo
  • Aumento en la ansiedad por separación de los padres o maestros
  • Pesadillas o episodios de llanto prolongados
  • Morderse las uñas, chuparse el dedo o tirar del cabello
  • Sentirse enfermo, como tener dolor de cabeza o dolor de estómago
  • Morderse la ropa o morder otros artículos
  • Querer estar solo o aislado de los demás
  • Aumento del comportamiento agresivo, o "mala conducta"

¿Cómo podemos ayudar a nuestros niños a lidiar con el estrés?

  • Aliente al niño a que exprese sus sentimientos. Hágale saber que está bien sentirse de la forma en que se siente. Apóyelo y permita que pase un "tiempo en silencio", para que pueda estar solo y pensar
  • Durante momentos de estrés, disminuya sus expectativas y evite poner al niño bajo demasiada presión.
  • Bríndele alimentos nutritivos y mucho tiempo de descanso. Pruebe con ejercicios de relajación, como respirar, hacer estiramientos, o escuchar música reconfortante.
  • Evite los horarios "ajetreados" y mantenga consistentemente las rutinas diarias. Los niños se sienten seguros y protegidos cuando sus rutinas no cambian.
  • Estimule el dibujo, la pintura o la escritura. Los niños necesitan escapes creativos para expresar sus sentimientos. Estimule el movimiento, la danza, y los ejercicios físicos. La actividad física también disminuye el estrés.
  • Estimule el juego con títeres o muñecos. Los niños podrán crear una realidad que puedan controlar y podrán recrear eventos estresantes en formas que puedan manejar.

Y lo que es más importante, exprésele a su hijo su amor incondicional y préstele atención, con detenimiento y respeto, a lo que le diga o le demuestre que necesita de usted.

*Nota: si un niño demuestra demasiados signos de estrés durante mucho tiempo, tal vez sea lo mejor para el niño que se busque el consejo y la asistencia de un profesional.