La importancia de la comunidad para los niños pequeños

Cada día se llevan a cabo más y más investigaciones que nos dan una idea más clara acerca de cómo aprenden los niños pequeños. Ahora sabemos más qué necesitan los niños para poder crecer emocional e intelectualmente. Por ejemplo, las investigaciones demuestran que el juego activo, físico y cognitivamente estimulante es necesario para un desarrollo y crecimiento óptimos del cerebro.

Las investigaciones también han demostrado lo que el sentido común nos dice: los niños crecen y progresan en el contexto de relaciones cercanas y seguras. Estas relaciones deben proporcionar amor y cuidado, seguridad, interacción, interacción sensible y estímulo para la exploración. La primera experiencia de un niño con este tipo de relación es en el hogar con una familia amorosa.

Cuando encomienda a su hijo al cuidado de profesionales dedicados a la infancia temprana, no solo quiere que su hijo esté seguro y aprenda, también quiere que su hijo sea aceptado y valorado, que sienta que pertenece a la comunidad escolar. Esto es importante, por supuesto, pero lo que las familias a menudo no comprenden es lo importante que es para uno ser parte de la comunidad escolar. Los niños se sienten más confiados y cómodos en la escuela cuando sienten que sus familias también forman parte de la comunidad.

¿Cuáles son algunas de las formas en que su familia puede ser parte de nuestra comunidad escolar? En primer lugar, trabajar junto al director de la escuela y al maestro de su hijo para desarrollar y mantener una relación de confianza, abierta y honesta. Al trabajar juntos, mantener las líneas de comunicación abiertas y escuchar las perspectivas y conocimientos de cada uno, puede asegurar que su hijo tenga la mejor experiencia educativa posible.

Hay muchas otras formas de ser parte de la comunidad y participar en la vida de la escuela. Pruebe alguna de estas ideas:

  • Acompañe a los niños a una excursión de la clase
  • Comparta intereses o talentos especiales como cantar o hacer jardinería con la clase de su hijo (o toda la comunidad escolar)
  • Enséñeles a los niños las habilidades que usted tiene, como coser o tocar un instrumento.
  • De una mano en la clase de su hijo durante una hora o dos cuando pueda. Puede leer con los niños, jugar con ellos o ayudarlos con proyectos especiales.
  • Done objetos de su hogar al aula de su hijo.
  • Ofrezca compartir su ocupación y las "herramientas que usa para ello" con la clase de su hijo. Aunque piense que su trabajo no es muy interesante, los niños estarán fascinados. No importa si es secretaria, médico, empleado del correo o mecánico los niños se interesarán mucho en lo que hace y en las herramientas y equipos que usa para su trabajo.

Recuerde que cualquiera sea la forma en la que participe, cualquier cosa que pueda hacer, su hijo se beneficiará si usted es miembro activo de la comunidad escolar.