Cómo promover un desarrollo socioemocional saludable en su hijo

Desde el momento en que su hijo nace está desarrollando un sentido de sí mismo y del mundo que lo rodea. Comienza a aprender a confiar en usted. A medida que usted crea un vínculo con él, se siente seguro en su mundo. Esto prepara el camino para todo su futuro de desarrollo. Usted lo ayuda a desarrollarse social y emocionalmente. El desarrollo social es nuestra interacción con otros. Es la capacidad de crear relaciones seguras. El desarrollo emocional es regular y expresar las emociones. Es cómo uno se siente consigo mismo, con los demás y con el mundo.

Investigaciones recientes demuestran que existe una relación directa entre el desarrollo socioemocional saludable y el éxito escolar. La Academia Nacional de Ciencias identificó tres cualidades que los niños necesitan para estar preparados para la escuela: habilidades intelectuales, motivación para aprender y una fuerte capacidad socioemocional. El reporte dice:

Un sólido desarrollo socioemocional es la base para el posterior éxito social, emocional y escolar. Los niños pequeños que desarrollan relaciones sólidas con sus padres, familiares, cuidadores y maestros aprenden a prestar atención, colaborar y llevarse bien con otros. Confían en su capacidad de explorar y aprender del mundo que los rodea.

Las experiencias de vida, la composición genética y el temperamento de una persona pueden afectar su desarrollo socioemocional. Como primer modelo a seguir de su hijo, usted puede enviar un mensaje positivo. Comience por ser comprensivo.

  • Ame a su hijo y demuéstrele afecto. Abrácelo, acurrúquese, lea y hable con él durante el día.
  • Anímelo a probar cosas nuevas. Ayúdelo a ver lo que es capaz de hacer. Permita que su hijo sepa cuán satisfecho está usted con sus logros.
  • Brinde oportunidades para que su hijo pueda jugar con otros niños de su edad. Ayúdelo a explorar su mundo y a conocer a las personas que lo conforman. Sea un ejemplo de actitudes amables y generosas al interactuar con otros adultos y niños.
  • Exprese sus sentimientos. Permita que su hijo pueda ver cuando esté feliz o triste. Esto lo ayuda a desarrollar empatía.
  • Establezca rutinas diarias. Su hijo se sentirá confiado y seguro. Aprenderá que los acontecimientos suceden de manera organizada. Cree rutinas que sean predecibles pero flexibles.
  • Reconozca los sentimientos de su hijo. Ayúdelo a hablar sobre cómo se siente. Consuele a su hijo cuando se sienta molesto. Conténgalo y háblele suavemente y en forma tranquila.

Proporcione oportunidades socioemocionales positivas para su hijo. Se sentirá bien consigo mismo y desarrollará confianza. Su hijo podrá establecer relaciones seguras con otros y, finalmente, podrá concentrarse y aprender. Esta base sólida y saludable lo conducirá a un futuro éxito escolar.