¿Cómo enseño a mi hijo a dejar los pañales?

El hecho de que un niño deje de usar pañales puede ser confuso y estresante para la familia. Hay muchas opiniones diferentes sobre cuál es la mejor manera de que su hijo lo haga. Todos nos hemos preguntado: "¿qué consejo sigo, cuál es la mejor manera para mi hijo, si tomo la decisión incorrecta, mi hijo sentirá que he fallado?"

No existe la "manera correcta" para que su hijo deje de usar pañales. El éxito depende de la situación individual de la familia y de la comunicación clara con el maestro.

Para que un niño que va a la escuela deje de usar pañales, hay que trabajar en equipo.  Los padres y maestros deben pensar juntos un plan para lograrlo. Este plan debe ser alentador y debe incluir métodos consistentes tanto en casa como en la escuela. Para crear este plan, los padres deben comenzar a preguntarle al maestro lo siguiente:

  • ¿Qué tipo de orinal se usará en la escuela?
  • ¿Mi hijo usará pañales, pull-ups o ropa interior?
  • ¿Qué debe usar mi hijo durante la siesta?
  • ¿Se lo recompensará a mi hijo por intentar usar o usar el orinal?
  • ¿Cómo manejarán el tema de los accidentes o la ropa manchada?
  • ¿De qué manera podemos notificarnos los éxitos y los accidentes?

Crear un plan para su hijo es lo que inicia el proceso. Hay muchas más cosas que puede hacer para que el entrenamiento para dejar los pañales sea más sencillo para todas las personas que intervienen. Elija pantalones y prendas sin cierre que no generen incomodidad para su hijo. Los botones, pantis, botones a presión, overoles, etc. son un obstáculo cuando su hijo está aprendiendo a independizarse.  Aparte dos conjuntos de ropa extra y un par de zapatos para tener a mano y en el auto. Esto alivia la ansiedad. Saber que tiene ropa de sobra por si acaso le permite sobrellevar cualquier accidente con tranquilidad.

Con el tiempo, llegará al final del camino cuando crea que su hijo ya está entrenado y que le pide ir al baño solo. Sin embargo, debe estar preparado para pequeños contratiempos, por ejemplo, cuando se niegue a usar el orinal. Sea paciente y espere a que le dé importancia nuevamente. Aliéntelo cuando hay algún accidente y recuérdele que puede usar el orinal. Inténtelo y tenga paciencia.

Recuerde, el entrenamiento para dejar los pañales es un proceso de aprendizaje para su hijo y para usted también. Si aprende a ser paciente, estar preparado y ser persistente, usted y su hijo tendrán una transición exitosa para alcanzar una vida independiente.