Recomendaciones sobre vacaciones en familia

A pesar de que las vacaciones son un excelente momento para experimentar cosas nuevas y afianzar los lazos familiares, también pueden tener varios nuevos desafíos. Aquí encontrará cinco recomendaciones que lo ayudarán a usted y a su familia a superarlos:

  • Comience temprano: comience las actividades diarias después de un rápido desayuno. No habrá tanta multitud y la energía de su niño podrá dirigirse hacia la actividad y no hacia lidiar con un restaurante repleto de gente.
  • Programe poco: uno o dos shows, visitas al museo o lugares especiales son todo lo que probablemente su hijo pueda tolerar en un día. Si organiza un poco más, corre el riesgo de sobrecargarlos con actividades.
  • Propóngales opciones: a pesar de que los niños quizás no elijan el restaurante más glamoroso o la galería de arte más moderna, permitirles formar parte de los planes durante las vacaciones aumenta el rango de concentración y la aceptación.
  • La comida es importante: planificar con antelación y llevar los refrigerios favoritos es útil cuando su niño hambriento se vuelve exigente en ese pequeño y sofisticado restaurante francés en el que decidieron almorzar. La comida es esencial para la energía, y la energía es una pieza fundamental para el éxito de las excursiones familiares.
  • Apéguese a las rutinas: esto se aplica principalmente a los viajeros más pequeños. Para minimizar la falta de familiaridad que puede ser estresante, es conveniente mantener horarios de comidas y siestas constantes y los hábitos familiares, como leer un libro antes de dormir.